Conversión de efluentes y tusas en fertilizante orgánico con cero desperdicios

  • Ling-Hoak Ooi
  • Lee Keong-Hoe
  • Chan Khoon-San
Palabras clave: palma de aceite, elaeis guineensis, aceite de palma, compost, raquis, fertilizantes orgánicos, aguas residuales, aprovechamiento de desechos

Resumen

Durante el procesamiento de racimos de fruta fresca (RFF) de aceite de palma, se producen cerca de 60 toneladas de efluentes y 20 toneladas de racimos vacíos o tusas por cada 100 toneladas de fruto procesado. El efluente es un residuo líquido compuesto aproximadamente de 94 por ciento de agua y 6 por ciento de sólidos con alta demanda bioquímica de oxígeno y muy contaminante cuando se descarga en las aguas, mientras que la tusa es un desperdicio sólido con aproximadamente 64 por ciento de contenido de humedad. Este trabajo presenta un método para convertir los efluentes y las tusas en fertilizante orgánico sin generar desperdicios ni descargas. Inicialmente, las tusas frescas se preparan pasándolas a través de una trituradora y luego por una trilla y prensado para recuperar el aceite y palmiste residual antes de pasarlas a una cortadora para reducir el tamaño y aumentar la porosidad. Las tusas así preparadas se pasan a un reactor especial en el que se agregan los efluentes sin tratar dos veces al día durante siete días. Al inicio, el efluente sin tratar se enriquece con un acelerador para agilizar el compostaje y el biosecado. La mezcla de efluente y tusas se recicla y se airea dos veces al día. Esto se logra abriendo el fondo del reactor y descargando su contenido al transportador. El transportador recicla el contenido a través de la cortadora donde la tusa se corta en pedazos aún más pequeños y luego se envía de nuevo al reactor. La mezcla de efluente y tusa se homogeniza y se airea en el proceso. De acuerdo con la velocidad de degradación y biosecado, se agregan cantidades adecuadas de efluente sin tratar a la mezcla en el momento de reingreso al reactor. El proceso se repite durante siete días. El novedoso proceso fue desarrollado en una planta piloto llamada Boustead Biotherm Palmass PlantTM (BBPP). Fue capaz de evaporar hasta 1.14kg agua/kg materia seca/día en un período de siete días. El contenido de nutrientes mayores de las tusas se incrementó en forma sustancial a través de adiciones secuenciales de efluente sin tratar. La mayor parte de los nutrientes en las tusas preparadas y efluente sin tratar se recuperaron en el fertilizante orgánico final de la mezcla de tusas y efluente. Durante la preparación de las tusas, se recuperó cerca del 63 por ciento del aceite de palma impregnado en los racimos vacíos. Con base en los resultados obtenidos en la planta piloto, se ha diseñado una planta a escala comercial para tratar y convertir todo el efluente producido en una planta de beneficio en fertilizante orgánico por medio de compostaje y biosecado usando tusas como material principal. Esta planta, cuya patente está en trámite, de cero desperdicio y cero descargas podría reemplazar a las lagunas anaeróbicas para tratamiento de efluentes y eliminar la emisión de metano y, por tanto, tener derecho a créditos de carbono, mejorar el reciclaje de nutrientes, ayudar a proteger las aguas y el medio ambiente, y contribuir a la sostenibilidad de las plantaciones de aceite de palma. Se espera que la planta tenga una tasa interna de retorno de entre 5 y 39 por ciento y un período de amortización de entre 3 y 8 años.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.
Cómo citar
Ling-Hoak Ooi, Lee Keong-Hoe, & Chan Khoon-San,. (2007, enero 1). Conversión de efluentes y tusas en fertilizante orgánico con cero desperdicios. Revista Palmas, 28(especial, ), 180-190. Recuperado a partir de https://publicaciones.fedepalma.org/index.php/palmas/article/view/1306
Publicado
2007-01-01
Sección
Artículos