Nueva generación de biodigestores para efluentes de palma, energía renovable y comercialización de certificados de carbono

  • Philippe Conil
Palabras clave: palma de aceite, elaeis guineensis, aceite de palma, biogás, lagunas de estabilización, biocarburante, aprovechamiento de desechos, cuesco, raquis, energía renovable

Resumen

La industria de la palma de aceite se está desarrollando de manera acelerada en todas las regiones tropicales del mundo. Una de las principales razones de este crecimiento está en las perspectivas de fabricación de biodiesel a partir del aceite, en competencia con el uso alimenticio. El incremento de los precios del petróleo ha cambiado de manera significativa la rentabilidad de algunos cultivos, a favor o en contra, y está redibujando el negocio agrícola en el mundo. La industria de la palma tiene numerosas particularidades que la convierten en un negocio específicamente energético, tal como la caña de azúcar: Rendimientos muy elevados de combustible líquido (aceite) (4 a 5 toneladas por hectárea por año). Autosuficiencia energética de las extractoras con la fibra (con sus calderas de fibra biomasa y turbinas de vapor). Posibilidad adicional de aprovechamiento energético y agrícola del cuesco, del raquis y de los efluentes En esta presentación nos concentraremos sobre las posibilidades de valorización de los efluentes de las extractoras, y los avances en dicho aprovechamiento durante estos últimos años en América Latina. Los efluentes de palma son muy concentrados. La generación de efluente es del orden de 0,7 m3 por toneladas de fruto, y su DQO cercana a los 70 kg por metro cúbico, para una carga cercana a los 50 kilos de DQO por tonelada de fruto procesado. No es un valor fijo y estándar como se esperaría, y varía según el tipo de palma, las prácticas de cosecha, la presión de las prensas, el tamaño de la extractora, y la cantidad de agua utilizada en los clarificadores y en el aseo. La carga por tonelada de fruto es menor en Asia que en América Latina, y usualmente menor en las extractoras grandes y organizadas que en las pequeñas. Para el tratamiento de los efluentes, casi todas las extractoras del mundo utilizan un sistema de lagunaje, que inicia con lagunas de enfriamiento y de recuperación del aceite residual, y sigue con lagunas anaerobias (metanogénicas), lagunas facultativas y lagunas de pulimento. La mayor parte de la carga orgánica es procesada por las lagunas anaerobias (aproximadamente 90 por ciento). Las demás lagunas reunidas reducen la DQO en no más de 7 a 8 por ciento adicionales. Las extractoras Colombianas pioneras en producción y utilización de biogás y bioabono (efluente tratado) han sido Palmeras del Llano (1987), Palmar Santa Elena (1991) y Palmeiras (1999), tres proyectos de Biotec, los dos primeros con biodigestores de concreto de tipo "contacto" y el tercero con una laguna carpada (recubierta con geomembrana).

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.
Cómo citar
Conil, P. (2007, enero 1). Nueva generación de biodigestores para efluentes de palma, energía renovable y comercialización de certificados de carbono. Revista Palmas, 28(especial, ), 173-179. Recuperado a partir de https://publicaciones.fedepalma.org/index.php/palmas/article/view/1305
Publicado
2007-01-01
Sección
Artículos