Colombia : a pensar en grande

  • Francisco Santos C.
Palabras clave: palma de aceite, elaeis guineensis, políticas, desarrollo económico y social, Colombia, sector palmicultor

Resumen

En Colombia aún persiste un Pacífico olvidado, que equivale al del siglo XIX, cuando el resto de países lo están desarrollando desde hace más de treinta años, tanto que hoy día es el eje del comercio mundial. ¿Por qué en los últimos cien años no nos hemos puesto a pensar cuál es la Colombia del siglo XXI, y más cuando existen inmensas oportunidades de desarrollo? La última gran obra del río Magdalena, el Canal del Dique, la hizo el imperio español. Y esto está amarrado con el segundo problema: pensamos en pequeño, tenemos puertos pequeños, una ubicación geográfica privilegiada para ser un gran centro logístico y, sin embargo, nuestros puertos y carreteras son pequeños, llevamos cerca de cuarenta años, por ejemplo, construyendo las dobles calzadas de las carreteras de Tolemaida a Girardot y la de Buenaventura. La gente se asombra en Estados Unidos y Europa cuando les digo que somos el tercer país en población de América Latina, porque somos tan grandes como la suma de Francia y España, pero seguimos con una mentalidad donde nos miramos el ombligo. Pensamos que el mundo empieza en Punta Gallinas y acaba en Leticia. En Colombia tenemos todos los climas, desde desierto hasta alta montaña, con muchas posibilidades para grabar en los que se han denominado ?corredores de filmación?: la Costa, Antioquia ? eje cafetero y Bogotá ? Boyacá, lo que representa una ventaja de cercanía para el traslado de actores y de equipos. Debemos ir hacia una transformación radical de la agricultura, basados en la oferta ambiental del país y en lo que seamos competitivos, generar empleo, no depender tanto de la tasa de cambio y producir bienes o servicios que generen valor agregado, es decir, riqueza. El futuro agrícola de Colombia está en las hortalizas, frutas, tilapia, entre otros, y en principio hacia allá deberíamos colocar todos nuestros incentivos y la reconversión del campo. La política del Estado debe ser mucho más agresiva para que en cinco o diez años estemos exportando mil millones de dólares en productos de esta naturaleza. El mundo necesita biocombustibles, ese mercado va en aumento; además necesita caucho, cacao y hay 7 millones de hectáreas prácticamente improductivas esperando a que como colombianos miremos hacia allá; que Arauca, Casanare y Meta no sean el nido de paramilitares, sino esa nueva Colombia con cinco, seis o siete ciudades de uno, dos o tres millones de habitantes, con carreteras, trenes, autopistas y millones de hectáreas de palma, caucho y cacao.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.
Cómo citar
Santos C., F. (2007, enero 1). Colombia : a pensar en grande. Revista Palmas, 28(4), 59-61. Recuperado a partir de https://publicaciones.fedepalma.org/index.php/palmas/article/view/1239
Publicado
2007-01-01
Sección
Artículos