Biodiésel en Colombia, un verdadero programa con visión de futuro

  • Hernán Martínez T.
Palabras clave: aceite de palma, industria de oleoquímicos, biocarburante de palma, planificación sectorial, Colombia, biodiésel, sector palmicultor

Resumen

Desde hace más de una década, algunas entidades del país, entre ellas educativas, organizaciones no gubernamentales, gremios, sectores energético y ambiental, etc., se han venido integrando al desarrollo de las fuentes de energía no convencionales, como la biomasa, la eólica, la geotérmica, el alcohol carburante y, más recientemente, el biodiésel. La producción y masificación del uso de los biocombustibles tiene varios objetivos, y se fundamentan en la necesidad de garantizar el abastecimiento energético de los países, la disminución de su dependencia de los combustibles fósiles y su acceso a los beneficios sociales, ambientales y económicos que se pueden obtener con la generación de empleos permanentes, el fortalecimiento del sector agrícola y de las economías regionales, el desarrollo agroindustrial, el mejoramiento de la calidad del aire y la sustitución de cultivos ilícitos, entre otros. Para el caso colombiano, adicional al deterioro ambiental que se percibe en las grandes ciudades por la excesiva contaminación provocada por las fuentes fijas y móviles, existen consideraciones estrechamente vinculadas con la seguridad y sostenibilidad energética ante el conocido agotamiento de los yacimientos petroleros del país, así como con la generación de una verdadera revolución social en materia de empleo y desarrollo rural bajo esta política. El Gobierno Nacional, en cabeza del señor Presidente de la República, desde el inicio de su mandato ha expresado públicamente su intención de promover y fortalecer el sector de producción de biocombustibles y en esa dirección dio como primer paso impulsar el alcohol carburante y más recientemente el biodiésel. Este programa está concebido con una visión que trasciende lo local y ambiciona suministrar biocombustibles para cubrir las necesidades de otros países. De otra parte, con el fin de comenzar una nueva etapa en el desarrollo de los biocombustibles en Colombia están en curso acciones importantes, entre las cuales se destacan: 1) La expedición del Decreto 383 del 12 de febrero de 2007 para productores de biodiésel, cuyo propósito es otorgarles los beneficios de Zonas Francas, con tarifas diferenciales de renta y exenciones en bienes de capital que se utilicen en los mencionados proyectos. 2) La expedición de la Resolución 18 0158 del 2 de febrero de 2007 por la cual se determinan los combustibles limpios (incluido el biodiésel), de conformidad con lo consagrado en el parágrafo del Artículo 1º de la Ley 1083 de 2006. 3) La reglamentación de logística, la cual comprende la expedición de la regulación técnica y de logística para la comercialización de este producto y sus mezclas con el diésel de origen de fósil, con una primera fase en la expedición de la reglamentación que señale las obligaciones y requisitos que deben cumplir los productores de biodiésel. 4) El desarrollo de pruebas en laboratorio (caracterización de muestras de biodiésel y sus mezclas), en bancos de prueba (comportamiento en motores estacionarios) y en ruta sobre el comportamiento en diferentes motores del biodiésel y sus mezclas con diésel en distintos porcentajes y en vehículos de transporte masivo.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.
Cómo citar
Martínez T., H. (2007, enero 1). Biodiésel en Colombia, un verdadero programa con visión de futuro. Revista Palmas, 28(2), 138-142. Recuperado a partir de https://publicaciones.fedepalma.org/index.php/palmas/article/view/1220
Publicado
2007-01-01
Sección
Artículos