El mejoramiento genético de la resistencia de la palma de aceite a enfermedades es parte de la estrategia de manejo integrado de plagas

  • Tristan Durand-Gasselin PalmElit Francia
Palabras clave: manejo integrado de enfermedades, marchitez por Fusarium, pudrición del cogollo y pudrición basal y alta del estípite, Ganoderma, resistencias específicas a algunas cepas, cultivos perennes

Resumen

Como cualquier otro cultivo, la palma de aceite está enfrentando agresiones por parte de una serie de enfermedades, entre las cuales se pueden destacar: el Añublo, la Mancha foliar por Cercospora, la Marchitez por Fusarium, enfermedad por Ganoderma (Pudrición basal y alta del estípite), la Pudrición seca del cogollo, el Moteado foliar, el Anillo rojo, la Mancha foliar por Pestalotiopsis, la Marchitez letal, la Marchitez sorpresiva, diversas formas de Pudrición del cogollo, la Manchas anaranjadas, entre otras. Algunas de ellas están comprometidas con palmas jóvenes, otras son de bajo impacto económico. El manejo integrado de enfermedades comprende lo siguiente: control químico, control biológico, prácticas culturales adaptadas y mejoramiento para la resistencia genética. Entre las enfermedades más agresivas para las plantaciones adultas de palma de aceite se deben apartar las que se pueden manejar mediante prácticas agronómicas de las que no se pueden controlar sin la ayuda de la genética, a saber, la Marchitez por Fusarium en África, la Pudrición del cogollo en Latinoamérica y la Pudrición basal y alta del estípite (Ganoderma). En los cultivos anuales, las resistencias específicas a algunas cepas de algunas enfermedades han sido de gran ayuda, especialmente cuando dos o más resistencias han sido reunidas para aumentar la durabilidad. Los cultivos perennes como la palma de aceite no son tan fáciles de mejorar. Las introgresiones de genes mediante generaciones de retrocruzamientos son programas de largo plazo, y finalmente el patógeno puede ser mucho más flexible que el huésped. La búsqueda de resistencias no específicas debe considerarse como la mejor estrategia. Los prerrequisitos para desarrollar esta estrategia se discuten en este trabajo: (a) La disponibilidad de resistencias parciales dentro del complejo de la especie Elaeis tiene que ser evaluada (E. Guineensis y E. oleifera). (b) El screening de los recursos genéticos puede ser un cuello de botella y el desarrollo de herramientas antiguas específicas de screening fuertemente correlacionadas con la observación de campo puede ser de ayuda. (c) La precisión y facilidad para operar tal herramienta influirá en las estrategias que se pueden desarrollar en el nivel de familia o individual para el mejoramiento o la comercialización. El manejo del material resistente en el campo es otro punto importante ya que la selección del material parcialmente resistente puede llevar a una drástica reducción de la diversidad genética plantada. Por último, se debe prestar mucha atención a la durabilidad de la resistencia, manteniendo una investigación permanente sobre la interacción entre la cepa patógena y el material de siembra. Se dan ejemplos de nuestra experiencia con Fusarium, Ganoderma y la Pudrición del cogollo.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Biografía del autor/a

Tristan Durand-Gasselin, PalmElit Francia
Director científico y técnico de PalmElit Francia.
Cómo citar
Durand-Gasselin, T. (11). El mejoramiento genético de la resistencia de la palma de aceite a enfermedades es parte de la estrategia de manejo integrado de plagas. Revista Palmas, 34, 146-152. Recuperado a partir de https://publicaciones.fedepalma.org/index.php/palmas/article/view/10677
Sección
Módulo 1